top of page
  • jsarazu

¿Dónde pasará la navidad mi hijo?


¿Dónde pasará la Navidad mi hijo?

Por: Dra. Laurangélica Cruz Rodríguez

Psicóloga Clínica


Durante el año hay ciertas épocas que suelen ser complicadas para los hijos de padres divorciados, por ejemplo, verano, Semana Santa, Navidad, entre otros... En particular, la época navideña se ha caracterizado tradicionalmente por ser un tiempo de alegría, regalos y, sobre todo, unión familiar. Pero para los padres divorciados esta época le enfrenta a un dilema significativo para muchos: ¿Dónde pasará la Navidad mi hijo? Esta pregunta puede desencadenar conflictos cuando los padres no son capaces de llegar a acuerdos razonables. En múltiples ocasiones, estos acuerdos se establecen sin considerar una pieza fundamental para la resolución: su hijo/a. ¿Te identificas? Sigue leyendo para que encuentres consejos sobre cómo manejar esta situación.

Los conflictos entre tu ex pareja y tú no tienen nada que ver con los hijos.

Es indiscutible que estas fechas se tornan muy importantes para los padres separados, pues representa la oportunidad de compartir días significativos con sus hijos. Sin embargo, en el afán de querer compartir se pierde de perspectiva su bienestar. No permitas que lo bonito de estas fiestas se pierda entre las discusiones, reproches o rencores de pareja. Si para ti como padre o madre resulta difícil la separación y la división de los días festivos, también lo es para tu hijo/a. Los hijos sienten que deben dividir su corazón entre Mamá y Papá y se lo haces más difícil cuando antepones las diferencias y resentimientos con tu ex pareja por encima de sus deseos y necesidades.

La planificación y flexibilidad facilitará el disfrute de las festividades.

Los hijos deben tener la oportunidad de compartir con ambos padres, pero no se deben forzar a compartir una relación que no se ha desarrollado durante el resto del año. Reflexiona sobre esto y sé flexible con tu hijo/a. Recuerda que tu ex pareja y tú deben facilitar el disfrute de la Navidad y no entorpecerlo. Procura más compartir con tu hijo que tenerlo a la fuerza. Decide con tu ex pareja la división de los días y consideren todas las alternativas, incluso compartir un tiempo del día con uno y el resto con el otro. Luego de que ustedes como padres hayan dialogado y llegado a acuerdos, consideren la opinión de su hijo/a y hagan modificaciones si es necesario y si están de acuerdo. De este modo, le dejarán saber que se han puesto de acuerdo, sin ponerlo en una posición en que tenga que elegir entre un padre y el otro.

Los regalos navideños no deben ser una competencia entre los padres.

Por lo regular, los padres procuran darle a sus hijos todo lo que necesiten y más. Esto es una forma de expresar amor y cuidado. Sin embargo, en ocasiones, los padres separados pueden llegar a tener conflictos, porque, claro está, cada uno desea regalarle lo más que desee su hijo/a. En otras ocasiones, lo utilizan como una forma de conseguir el favor de los hijos. No luchen por los regalos navideños y, mucho menos, comparen o intenten manipular a su hijo/a con estos. Lo recomendable es acordar los regalos que harán y dividir los costos sin entrar en una competencia.

Las celebraciones familiares varían de familia en familia y eso está bien.

Es natural que entre familias haya variaciones en cuanto a las formas o tradiciones de la celebración navideña. Es posible que entre padres separados estas costumbres sean muy diferentes y eso pueda generar incomodidades en una de las partes. No obstante, se deben respetar dichas diferencias. Si no estás de acuerdo con algo, debes dejarlo saber a tu ex pareja. Sin embargo, antes de hacerlo analiza si vale la pena discutir. Puede que no te guste que le hagan tantos regalos o que coma ciertos alimentos, pero evalúa si realmente es necesario discutir por eso o si podrías flexibilizar tu postura al respecto. Si aun así concluyes que no estás de acuerdo o que no sería favorable, entonces dialógalo con tu ex pareja y tomen decisiones con respeto y consideración. Al final, no olviden que lo importante es que su hijo/a disfrute del compartir familiar de esta época.

La Navidad es compartir, unión y alegría.

Los padres separados deben llegar a acuerdos para que tanto ellos como sus hijos disfruten del compartir navideño en unión y alegría. Puede ser difícil no tener a sus hijos cada día de las celebraciones, pero la alegría y gratitud deben anteponerse. Si deseas que tu hijo/a disfrute esta época, entonces anímale a que disfrute el tiempo con su padre/madre y familia. Dale espacio, no le hostigues con mensajes y llamadas constantes. Solo lograrás que se sienta tu desesperación. Basta con hacerle una llamada al día y dejarle saber que estás al pendiente cuando lo necesite. De otro lado, no hagas escenas frente a tu hijo/a mostrando que estás afectado/a por su partida. Al contrario, muestra tu mejor rostro y déjale saber que estarás bien, que puede irse y disfrutar su tiempo con su papá o mamá. Finalmente, se trata del bienestar y conveniencia de tu hijo, no del tuyo. Regálale tu presencia y amor cuando esté contigo. Regálale su espacio y tranquilidad cuando no lo esté.



Dra. Laurangélica Cruz Rodríguez

Psicóloga Clínica

Posee un bachillerato en Psicología de la Universidad de P.R., Recinto de Río Piedras, y un doctorado en Psicología Clínica de la Pontificia Universidad Católica de P.R., Recinto de Arecibo. Durante su práctica clínica tuvo la oportunidad de capacitarse en la evaluación, diagnóstico y tratamiento de una amplia gama de trastornos de salud mental, así como ofrecer servicios a una vasta diversidad de poblaciones. En adición, durante cuatro años fue profesora en la Universidad Ana G. Méndez, impartiendo cursos de Ciencias Sociales.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

コメント


bottom of page